La filósofa española María Zambrano decía desde su exilio mexicano que este país no sanaría hasta que no recuperásemos a los intelectuales expulsados por el franquismo. Eso nunca pasó y los huecos (en las universidades, la literatura, el pensamiento…) fueron ocupados por mandarines mediocres que tenían como única virtud ser franquistas, como nos recuerda el filósofo español de la memoria Manuel Reyes Mate. Seguir leyendo “Los mandarines mediocres arrasan la enclenque cultura insular”