Una de las cosas más frustrantes de este yermo intelectual construido por ATI en Tenerife es la absoluta falta de opinión crítica. Como acabaron con cualquier disidencia civil, es imposible encontrar un artículo que analice con rigor, seriedad y un mínimo de nivel cultural el estampido sufrido el pasado 20D. Los resultados de las elecciones generales para Coalición Canaria no pudieron ser peores. Quinta fuerza en el Archipiélago. Un solo diputado (por Tenerife) y un solo senador (por El Hierro). De los 248.261 votos de 2000, quince años después sólo han mantenido 76.721. Un escaso 8 por ciento de los votantes confió en su discurso. Son unos resultados demoledores. Los analistas políticos de ATI boquean, como pez fuera del agua. No entienden nada. Algo de literatura infantil para empezar a alfabetizarlos: El traje nuevo del emperador, de Hans Christian Andersen. El emperador va en pelotas o No tiene por qué ser verdad lo que todo el mundo piensa que es verdad.

De los ideólogos de CC-PNC, Juan Manuel García Ramos presume de ser el más selecto, como es ser selecto en esta isla, de minué y juego floral. Un par de días antes de las elecciones escribió en Canarias7 este artículo titulado Votar país canario, votar nacionalismo donde insta a “todo canario y toda canaria cabal” a votar CC-PNC. Es un artículo paternalista y bastante simplón: “votar en clave canaria”, “representar en las Cortes generales a nuestros paisanos y nuestras paisanas”, que no plantea ni una sola autocrítica. Ni paro, ni pobreza, ni desigualdad.

Escribe García Ramos: “Todo canario y canaria cabal debe saber que la única opción política que piensa por sí misma desde Canarias y se gobierna a sí misma, sin consignas nacidas en Madrid o Barcelona, es la que representa Coalición Canaria-Partido Nacionalista Canario, con sus virtudes y sus defectos, bueno fuera”.

Lo de sus virtudes y sus defectos y el: bueno fuera.

Algo más de una semana después de las elecciones generales y contabilizado el voto de todo canario y canaria cabal, está claro que la población de las islas ya no traga el discurso simplón. Con un 30% de paro, unos niveles de pobreza que nos sitúan al nivel de Extremadura y Murcia (aunque nosotros recibimos unos 10 millones de turistas al año) y la constatación de que vivimos en una sociedad podrida de clientelismo, el discurso de Juan Manuel García Ramos hace sonrojar.

¿Esperábamos más del pencil florido?, no, la verdad.

Esta gente nos gobierna desde hace casi un cuarto de siglo y no quieren conocernos. Creyeron que sólo somos isa, folía, clave de ja y arrastre de ganado. Hoy los canarios nos reconocemos como PIGS, como la ultraperiferia de la Europa más pobre y víctimas del austericidio más feroz. Nuestro lenguaje se ha enriquecido y nuestra idea de democracia también. La necesidad aguza el ingenio; la penuria y la frustración, te hacen peleón.

Después de la debacle de Coalición Canaria el pasado 20 de diciembre habrá que advertirles que entre ellos y nosotros el abismo interpretativo de la realidad empieza a ser insalvable.

Insalvable: En El cotarro, uno de los intelectuales de ATI, el mismo que triunfó con el arrastre de ganado, José Carlos Marrero, escribe su balance de los resultados electorales. Es un artículo aviso, entre ellos: “Coalición no cuida a los suyos”, escribe Marrero. Como todo canario y toda canaria cabal sabe que eso es absolutamente falso y que si por algo se ha caracterizado la gobernanza de CC, ha sido precisamente por cuidar en exceso a los suyos, el artículo sólo puede ser interpretado en clave de: y de lo mío (de lo nuestro) qué.

Desde fuera se les ve perdidos en su laberinto. Marrero utiliza una nomenclatura con la que intenta insuflar algo de vida al cadáver: “El Nuevo G-4 llamado a actuar”. No engañan a nadie. Habla de Fernando Clavijo, Carlos Alonso, José Manuel Bermúdez y José Alberto Díaz como cuatro políticos de altura que antes no, pero ahora sí nos van a sacar de la miseria. No, no engañan a nadie.

Canariasahora.es publica el mismo día que 37 médicos del HUC afines a ATI cobrarán 1.000 euros más que sus compañeros por el mismo trabajo; por PODEMOS en el Cabildo sabemos que la institución destina el mismo dinero a pagar el seguro privado de su plantilla que a las políticas de Igualdad o que su presidente (una de las cuatro G) gana 5.800 euros al mes (La casa de mi tía). El Ayuntamiento de La Laguna está en bancarrota (una deuda oficial de 30 millones y otra ‘black’ de 70). Santa Cruz de Tenerife está entre las 15 ciudades con más paro de España, el 26 por ciento de los hogares de la ciudad son pobres; aumenta sin parar el número de sin techo y ya alcanza el millar.

Andrés Chaves escribe hoy en su artículo Es bobo (así, sin más, hablando de Pedro Sánchez): “No ha tenido suerte el PSOE con esta generación de resentidos sociales y de rencorosos políticos”.

No hay más ciego que el que no quiere ver.

 

Anuncios