Hará unos dos años, caminando por Santa Cruz, tropecé con una exposición del fotógrafo encarneviva en un solar del barrio del Toscal. Inesperado, las obras estaban allí, al raso, sobre las paredes encaladas de un solar abierto. Sin más. Recuerdo que había fotografías de gran formato y un folio pegado en una de las paredes donde se daba un poco de información. No entendí mucho qué era aquello, pero me alegró el día. Memoricé un nombre: Solar.

encarneviva. All the young dudes, 2013
encarneviva. All the young dudes. 2013. Solar Suárez Guerra, 15. 

Volví a encontrarme con una exposición en un solar del Toscal este verano. Más que una exposición era una instalación. Toda la superficie del solar recreaba un patio; el típico patio interior de los pueblos costeros. No sé si ahora son así, antes sí. Un montón de macetas hechas con materiales pobres de despojo; latas de aceite, bacinillas desportilladas atravesadas por un geranio. Un caos ordenado de jaulas, regaderas y platos desechados. Y colores brillantes, de infancia.

La instalación se llamaba El patio de las macetas. Podías entrar, recorrerla, tocar los tiestos y cambiarlos de lugar sobre la mesa hecha de palets, o sentarte un rato a la fresca en una de esas sillas plásticas que se compran en las grandes superficies. Había una jaula rosa y un montón de botellas con líquido azul y amarillo: la costa, el sol y el archipiélago. También estaba lo precario.

juangopar
Juan Gopar preparando las macetas para el patio.

 

Era el patio de Juan Gopar, o el patio construido por el imaginario del pintor nacido en Lanzarote en 1958. En la pared, un folio blanco con un pequeño texto crítico sobre Gopar y la instalación. También estaba firmado por Solar, el colectivo Solar. A partir de entonces he oído hablar de ellas cada vez con más frecuencia, son dos mujeres: Lola Barrena y Dalia de la Rosa. En tres años han atraído a más de 90 socios y muchos colaboradores.

Solar (Acción cultural. Sociedad-Lugar-Arte) es un colectivo vinculado al arte contemporáneo en Canarias que monta exposiciones, cine al aire libre, conferencias y acciones culturales en espacios abandonados que va ganando a la ciudad. Ha ido bifurcándose por las calles de Santa Cruz, con pequeños éxitos y algún fracaso. Hoy generan actividad en cuatro solares de la ciudad: Suárez Guerra, 15San Lucas, 25Guaycos, 18 y San Martín 13-15.

Dea Woon Kang. Calibrado 2013
Calibrado. Obra de Dea Woon Kang. 2013. Solar Suárez Guerra, 15

Reúne a críticos, pintores, escultores, fotógrafos, profesores y gente interesada en la cultura contemporánea. Están experimentando, buscando nuevas formas de relacionar lo que hacen con los demás.

Lola Barrena y Dalia de la Rosa hicieron balance de los tres años de Solar en el ciclo de conferencias Proyecto para adecentar la vía pública III que celebró el Ateneo de La Laguna a finales de noviembre.

Contaron cómo los propietarios han ido cediendo los solares después de conocer el proyecto, “creando así un espacio en la frontera de lo privado con beneficio común” y cómo los vecinos se relacionan con las exposiciones. Era normal ver a señoras del Toscal regando las macetas del patio de Gopar.

El colectivo ha desarrollado en estos tres años seis proyectos artísticos. El último el de Juan Gopar. Antes fueron De manifiesto, (obras de Acaymo S. Cuesta, Oliver Behrmann y Laura Gherardi); la exposición fotográfica Pura y sucia (Francesco Visone y Sara Garsía) o Estancia, una colectiva de experimentación audiovisual comisariada por la escritora y guionista Alejandra Galo.

Solar publica un fanzine y organiza residencias artísticas donde los artistas trabajan tres semanas y exponen la obra en uno de los cuatro solares. Los residentes reciben unos honorarios de 200 euros y 75 euros para gastos de material. Todo un logro.

TEA (Tenerife Espacio de las Artes, el centro de arte contemporáneo de la isla) no convoca residencias artísticas. El Ayuntamiento de Santa Cruz tiene una recién estrenada que puso en marcha el PSOE cuando ocupaba Cultura la legislatura pasada. Ahora el gobierno local es un pacto entre CC y el PP y la residencia (3 meses de investigación en el Museo de Bellas Artes y 3.000 euros) corre el riesgo de desaparecer.

En la página web de Solar, solarizacion.org, hay un apartado abierto a los socios donde se lee: Formar parte de Solar. Acción Cultural Sociedad – Lugar – Arte es una forma de ser responsable y partícipe como ciudadan@ de la cultura y el arte que te circunda. Apoyamos a los artistas y a todas las acciones culturales que generan red, nuevos encuentros y diálogos frescos con el fin de ir ampliando proyectos y propiciando la colaboración. Hay tarifas para asociarse desde 9 euros cada tres meses hasta 60 y también una tarifa para niños, 3 euros al trimestre.

 

Anuncios