Quise escribir un post sobre la identidad canaria y la cultura y los artistas con los que contacté me dijeron: pasados de vuelta con ese asunto, nosotros queremos hablar de dinero. Y tienen razón, a veces se nos olvida que esta gente come. 

El viceconsejero de Cultura del Gobierno de Canarias, Aurelio González, da unas enjundiosas declaraciones a Juan Francisco Jurado en Diario de Avisos. Me llama la atención que diga que el poco dinero que hay (unos doce millones) lo destinarán a “áreas que tienen que ver con lo identitario, con lo que nos caracteriza como canarios, y queremos potenciarlas. Es un fin que va más allá de lo político. Un pueblo que se conoce más a sí mismo será más orgulloso y cohesionado”, dice.

Pero a los artistas no les interesa demasiado, aburridos de que el discurso de los representantes públicos sea tan pobre y que lo identitario sea folclore, rimas y poco más. Sus identidades, sí me dicen, son más complejas: están formadas por tantas cosas que son imposibles de definir. Tampoco saben a qué se refiere el viceconsejero al hablar de identidad canaria.

El viceconsejero no debe saber que los artistas, los creadores, la gente que hace cultura en las Islas ha cambiado mucho estos años de crisis. Se han organizado, reflexionan, escriben, disienten y exigen. Un texto que le puede parecer complejo, pero que es ejemplo del nivel de debate y reflexión que han alcanzado después del derrumbamiento es este de Adrián Alemán en ATTA.

Varias consideraciones sobre el texto:

  • Los artistas denuncian el gasto desproporcionado en lo que denominan Metapolítica cultural: proyectos como Septenio (el mayor fiasco de la gestión cultural en Canarias), la Bienal de Arquitectura, Arte y Paisaje (promotora del Turismo) o Canarias Crea.

Ahora sabemos que Canarias Crea tiene 2,5 millones de euros congelados y los artistas están sin cobrar.

  • Los artistas se sienten estafados porque saben que la apariencia de tejido cultural que pueda haber en las Islas se debe exclusivamente a sus esfuerzos individuales.
  • Los artistas denuncian el naufragio del TEA, aunque nadie los quiera oír. Un TEA errático, mediocre y sin director.

Fuera del  texto de Adrián Alemán, la crítica Elena Vozmediano en el artículo El TEA se Ivamiza ya alertaba en 2014 desde las páginas de El Cultural de cómo esta inversión de más de 50 millones de euros se estaba transformando en el espacio expositivo para los artistas allegados a ATI, CC.

Los artistas con los que hablo me dicen que lo de lo identitario para quien quiera comprarlo, que ellos quieren saber, entre otras cosas, lo siguiente:

¿Cuándo se va a hacer público el presupuesto detallado de cultura de 2014? Sospechan que beneficia a amigos y allegados

¿Qué pasa con los 2,5 millones de euros que Canarias Crea tiene congelados y los artistas sin cobrar?

Si, como dice el viceconsejero: “hay necesidades básicas en Canarias, como la educación, la sanidad y los servicios sociales, que son más “urgentes de atender que la cultura”, los artistas preguntan: Si la cultura no es importante para el Gobierno, ¿por qué una consejería de cultura, una viceconsejería de cultura, una dirección general de cultura?; ¿por qué todo el organigrama de cargos alrededor de la cultura?

Anuncios